...

Mira siempre el lado más brillante de la vida y, si no existe, entonces frota el oscuro hasta que brille.