...

A los ojos tristes hay que hacerles menos preguntas y darle más abrazos