...

Llega un momento en el que ya no te duelen tantas decepciones, solo te aburres.