...

Las palabras se las lleva el viento y a las personas el tiempo.