...

Nada es más fuerte que el amor. Excepto la telaraña que columpiaba a los elefantes, esa si es fuerte.