...

Un día sin reír es un día perdido.