...

Cuando perdonas demasiado, la gente se acostumbra a lastimarte.

...