...

El rival más difícil está en tu cabeza

...