...

Quizá necesitamos a alguien que nos haga sentir que los domingos no estamos solos y que los lunes no son tan malos como parecen.