...

No hay mejor medicina que tener pensamientos alegres.