...

Eran conversaciones.
Eran bromas.
Eran caricias.
Eran sonrisas.
Era felicidad.
Éramos nosotros.
En fin...éramos.