...

Pero nunca nadie menciono que hacerte fuerte destruía el doble,