...

Es bueno perder el orgullo, pero jamás la dignidad.

...

...