...

Los problemas son como las lavadoras, nos tuercen, nos dan vueltas, nos exprimen, pero al final salimos más limpios, más brillantes y mucho mejor de como estábamos.

...


El amor es ciego.