...

El amor verdadero es la única riqueza que no se compra ni se vende.
Se regala a quien lo merece y se quita a quien no la valora.