...

El amor puede esperar, el hambre no.