...

Hay momentos en lo que, miras atrás, y no sabes exactamente qué pasó. Sólo sabes que, desde que pasó, nada volvió a ser lo mismo.