...

Tu no eres accidente eres propósito.