...

Los errores no se niegan, se asumen. La tristeza no se llora, se supera. El amor no se grita se demuestra. Sé fuerte para que nadie te derrote. Sé noble para que nadie te humille. Sé humilde para que nadie te ofenda. Sigue siendo tú para que nadie te olvide.