...

No permitas que nadie te arruine el día (es tuyo)