Eres el vino que llena mi melón.

...


Nunca digas nunca