...

Cuando una mujer está enojada, el diablo se sienta, observa, escucha y aprende.
Es más, va por agua bendita por si la mujer se sale de control


...